Carnaval Copainalteco con el Weya - Weyá

Este 2017 Vivió Copainalá su carnaval con El Weya-Weyá. El personaje mítico zoque salió a las calles para pregonar la llegada de la cuaresma. Tradición arraigada entre la gente. Copainalá, Chiapas.- El pueblo zoque de Copainalá se llenó de color, tradición y cultura al celebrar el Carnaval Autóctono Zoque con la llegada de El Weya-Weyá, este mítico personaje de las montañas conocido por muchos como “El Dios de los Vientos”. Como cada domingo previo al inicio de la cuaresma y al miércoles de ceniza, este legendario personaje salió a las calles y llegó a cada barrio del pueblo para anunciar la persecución de Jesús y posteriormente, su crucifixión, haciendo sonar su matraca, un instrumento utilizado en la musicalización de cantos y alabanzas de los días santos. Los indígenas tenían de este personaje era que el Weya-Weyá era el hombre fuerte de las montañas que al toparse con las personas los tomaba de la mano transmitiéndole sus poderes y fortaleza, lo que hizo que “por los años cincuenta o sesenta esta tradición fuera visto como algo místico y religioso que ellos, los zoques, guardaban con celo”. Luis Hernández y Cirilo Meza, albaceas, mayordomos y músicos tradicionalistas de Copainalá, y quienes además son los organizadores de esta importante festividad autóctona, cuentan que la danza se basa en una leyenda muy conocida entre las y los copainaltecos; y que a pesar del paso de los años está arraigada entre la población que la sigue transmitiendo a las nuevas generaciones. Al respecto, Don Cirilo Meza compartió su experiencia de participación en esta fiesta al expresar “con la danza de El Weya-Weyá la gente sabía que iniciaba el carnaval y llegaba la cuaresma, cuando era joven me dio curiosidad y al acercarme a los organizadores, que eran los más grandes, aprendí poco a poco todo el ritual necesario para realizar esta danza y así fue como adquirí el conocimiento que ahora trato de llevar a otras personas”. Así pues, el pasado domingo esta leyenda que dice que el Weya-Weyá era una persona con poderes sobrenaturales, y que después de estar muchos años en la montaña, tuvo un sueño en donde le decían que tenía que pregonar que Jesucristo sería maltratado y crucificado por el pueblo judío, cobró vida y fue recreada durante todo el día y a las calles este ser mitológico salió acompañado de su mujer, la “vieja lépera”; sus dos pequeñas hijas “las palomitas”, y los novios de éstas “los solteros”, bailando al ritmo de la flauta de carrizo y el tambor, ante la mirada de niños, jóvenes y adultos. Durante los sones en los que se desarrolla la danza, el Weya-Weyá dialoga tanto con su esposa, quien lo interroga sobre qué hizo durante todo el tiempo que estuvo desaparecido, como con los enamorados de sus hijas, a quienes los pone a prueba para ver si son dignos de merecer a sus retoños, a quienes finalmente ofrece en casamiento. Además de esta tradicional ancestral y autóctona, Copainalá vivió su carnaval con la participación en desfiles llenos de colorido y folclor de estudiantes de diferentes niveles educativos, instituciones y comercios que dieron mayor realce a esta celebración que se vive una vez al año. Fotografias: Maná2017